Entradas

El Espacio que ocupo

Imagen
"Puedo observar ese extraño fenómeno que sucede en el ser humano: la desvalorización, con el asombro que otorga poder mirar a la mía propia desde otra perspectiva.

Algo, desde aquel visor, no entrega más crédito para el autodesprecio, y tampoco para la vanagloria. ¿Se han fijado en las palabras? Vana gloria. Las palabras contienen el infinito en sí mismas. Un escritor, quizás, pueda jugar a combinarlas, para generar una hermosa estructura, como yo misma he hecho tantas veces; pero un observador, puede entrar en una palabra, y encontrarse a sí mismo y a un universo de combinaciones que creyó ser y que, en un instante de comprensión, se diluyen ante la separación de las sílabras, ante el descubrimiento de un sentido invisible, detrás del sentido visible de la palabra.

Pero este mi-lagro sucede cuando atiendo despacio, cuando me interesa más ese descubrir, que el lugar al que llegar, o la zanahoria que perseguir. Me interesa el entresijo entre las letras, y el espacio en mi propi…

El orden del caos

Imagen
Desde lo que tú llamas Cercei te observo a lo que llamas “Divina”. Y entre medias te olvidas de algo para poder comprender todo el Amor que hay en lo que tú llamas “el castigo que ejerzo sobre ti”. No accedes a la lógica que te haría comprender lo que te estoy diciendo, porque, inocente de ti, te creíste el cuento de la virtud. Pero ¿sabes? no hay nada genuinamente virtuoso en tu cuento, porque la integridad te la traigo yo, y una y otra vez, me excluyes.

Me interpretas con un guiso muy bien cocinado y cerrado de parámetros para verme, pero yo no soy eso. Una y otra vez te aferras a cómo te ofendo, y te encierras más y más para defenderte de mí. Para verme de verdad, tienes que asumir que aquí estoy, en ti, In humano, dentro de tu humano, gritando legitimidad para un diseño que no me contempla, porque está completamente acobardado y cerrado a la espontaneidad, a la sensibilidad, a la belleza de lo inesperado, a la incertidumbre de lo que tomas como locura, y te asusta, porque no tiene…

Asumidores libres

Imagen
Hay adictos a la marihuana, adictos a la cocaina, adictos al sexo... pero existe una adicción silenciosa, de esas que ni siquiera se perciben si no estás muy atento. Adicción a hacer sentir culpables a los demás de lo que siento.

Viendo la serie Scandal, en un capítulo en el que el Presidente Grant asume la culpa por algo, Olivia Pope dice: “es la primera vez que está siendo presidente, porque está asumiendo la culpa”. ¿Se imagina lo que sería un gobernante que asume la culpa de sus actos? Pero no una culpa culposa, flagelante de latigazos a la espalda, no, una culpa de reconocer lo que mis comportamientos automáticos generan, verlo, como el que ve que se está quemando la piel porque tiene muy cerca de su cuerpo el mechero, y lo retira al darse cuenta.

¿Se imaginan lo que serían seres humanos que asumen la culpa desde esa perspectiva constructiva, liberadora, regeneradora, mutadora?

Fragmentos del libro "Yo también soy Cercei Lannister"
Para adquirirlo escribe a contactou…

Yo creía...

Imagen
Yo creía...

Yo creía que amaba a la vida, hasta que ésta dejó de darme mis caprichos. Me extrajo de un lugar cómodo y agradable, con pequeños o grandes inconvenientes, con alegrías y tristezas, pero al fin y al cabo, un lugar conocido.
Yo creía que amaba a la vida, hasta que ésta me llevó a lo desconocido. Cuando me invitó, yo dije sí, por supuesto, me apasiona el descubrimiento. Pero yo creía... que era otra cosa la que me esperaba.
Yo creía que amaba a la vida, hasta que ésta me llevó al borde de la locura. Y ahí la odié, la odié hasta que parecieron salirse las entrañas por la desesperación.
Yo creía que la vida no me amaba cuando me llevó a aquellos lugares. Yo creía, tan ignorante, tan ingenua y caprichosa, tan inmadura y pedante, que la vida, si de veras me quería, me pondría en un trono de diamantes.
Yo creía y creo muchas tonterías, pero una idea que se diluye al salir de la comodidad de lo conocido, es la de que la vida no me incluye, o que la vida no me ama.
La vida me enseña…

El conflicto: desafío que gesta nuevas habilidades de respuesta. Presentación del libro "Yo también soy Cercei Lannister"

Imagen

Dicta-duras

"Es curioso y paradójico, porque cuando uno necesita la aprobación externa, puede llegar incluso a obligar a los demás a dársela, tratar de forzar, convencer, sugerir o manipular (si soy más diplomático y sibilino), imponer (si soy más transparente)... a los otros, de que asuman lo que uno no es capaz de asumir, puesto que toda su referencia está puesta en los demás.
Así se generan las dictaduras, buscando que el otro asuma, que el otro cambie, que el otro tome conciencia...etc., porque yo no soy capaz de soltar la idea de que necesito que me aprueben para poder ser feliz, que necesito que ellos cambien su vida, porque yo no puedo aceptar al mundo así."

Divina Buenaventura Estupefacta
"Yo también soy Cercei Lannister"

www.unkido.com/libros
contactounkido@gmail.com

"Yo también soy Cercei Lannister"

Imagen
Por el momento y por un tiempo, solo estará en pdf.  Puedes escribir a contactounkido@gmail.com para recibirlo. Precio: 15 euros Forma de pago: Paypal a eventosunkidolgc@gmail.com, o bien por ingreso en cuenta corriente (escríbenos pidiéndonos los datos para esta opción.)
Este libro, como otros de Unkido, es un libro mutante, por lo que va creciendo con el tiempo. Si adquieres la versión que se presenta hoy, también tendrás acceso a las siguientes versiones. Sólo tienes que pedirnos una Actualización, y recibirás el archivo.  www.unkido.com/libros